Imputan por femicidio a un joven acusado de asesinar de un balazo a su pareja embarazada en Tucumán

Un fiscal imputó a un joven de 22 años por el femicidio de su pareja embarazada, asesinada de un balazo en la cabeza el pasado lunes en la puerta de su casa de la ciudad tucumana de La Banda del Río Salí, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Braian Joel Ignacio, quien fue imputado por el fiscal Carlos Sale por el homicidio agravado por el vínculo y por femicidio de Daiana Gabriela Juárez (23), quien era su pareja, madre de sus hijos de 3 y 6 años y estaba embarazada de 2 meses y medio. El fiscal solicitó además la prisión preventiva por seis meses para Ignacio, pedido que fue avalado parcialmente por el juez actuante, quien se la otorgó por el término de dos meses.

Durante la audiencia de imputación de cargos, el funcionario judicial remarcó que se encuentran vigentes los riesgos procesales de falta de arraigo y peligro de fuga del acusado. El hecho ocurrió el lunes a alrededor de las 12.30, cuando vecinos escucharon un disparo que provenía de la vivienda de Juárez y, tras acercase al lugar, encontraron a la joven en la vereda, con un disparo en la cabeza, y junto a ella sus dos hijos. Los vecinos avisaron a la policía que, luego de hablar con familiares, comenzó a buscar a Ignacio, señalado como sospechoso del femicidio.

En tanto, el cuerpo de Juárez fue trasladado a la morgue para realizarle la autopsia, de la que surgió que estaba embarazada. De acuerdo con la hipótesis expuesta por el fiscal, el imputado «ejercía violencia de género sobre Juárez y luego de una fuerte discusión, le habría efectuado un disparo en la zona del oído izquierdo a la joven”, lo que le produjo la muerte, tras lo cual escapó. A las pocas horas del femicidio, efectivos de la División de Homicidios de la policía provincial encontraron y detuvieron a Ignacio.

De acuerdo con lo informado por los investigadores, el sospechoso dijo a la policía que él no fue quien disparó el arma, sino que “a la criatura – por su hijo de 3 años- se le escapó el disparo”. Ante los dichos del detenido, el fiscal Sale pidió la intervención a la Defensoría de Menores solicitando un estudio de pólvora y que se lleve adelante una cámara Gesell con los niños.

En este sentido, Sale destacó la importancia de «aguardar los resultados de las muestras tomadas a Ignacio y sus hijos, tendientes a establecer la presencia de restos de pólvora” ya que “se trata de una medida clave para esclarecer las circunstancias de lo ocurrido”.

Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *