Condenan a 17 años de prisión a un hombre que intentó matar a puñaladas a su expareja embarazada

Un hombre fue condenado ayer a 17 años de prisión por haber intentado asesinar a puñaladas a su expareja mientras cursaba un embarazo de ocho meses, en la ciudad de San Salvador de Jujuy, informaron fuentes judiciales.

La decisión del Tribunal en lo Criminal 3 recayó sobre Raúl Pablo Pizarro por los delitos de “homicidio agravado por la condición de la víctima y violencia de género en grado de tentativa, violación de domicilio en concurso ideal y atentado a la autoridad agravado por poner manos en la autoridad en concurso real”. El inculpado también fue acusado por los delitos de “lesiones leves calificadas por la calidad de la víctima y violencia de género”; “lesiones leves doblemente agravadas por la condición de la víctima y violencia de género, amenazas, robo y desobediencia judicial”.

La condena fue dictada por las juezas María Margarita Nallar – presidenta del Tribunal-, Ana Carolina Pérez Rojas y el juez Mario Ramón Puig. El fiscal Alejandro Maldonado sostuvo que Pizarro fue autor de hechos de violencia de género en contra de su ex pareja, mientras la mujer estaba embarazada, entre los meses de junio, septiembre y noviembre de 2018, en diferentes lugares de la ciudad de San Salvador de Jujuy.

Durante el debate oral y público en el que declararon siete testigos, se constató que el agresor, defendido por el abogado Leandro Esteban Salinas Seguir, violó en diversas oportunidades la prohibición de acercamiento a la víctima que le fue impuesta por el fuero de Violencia de Género. En el último de los hechos, sucedido en las calles Yuto y El Piquete del Sector B2 de Alto Comedero, el acusado le propinó a su ex pareja, que tenía ocho meses de embarazo, tres puñaladas con un arma blanca punzo cortante, produciéndole dos heridas en el abdomen y una en la muñeca derecha.

Luego de ello la víctima se dirigió a su vivienda, a la cuál el imputado ingresó por una ventana, siendo la mujer auxiliada por un policía que redujo a Pizarro y le colocó las esposas. En ese momento, el condenado agredió a su apresador al morderle la mano derecha y con una aguja de tejer le produjo tres heridas. Pizarro escapó pero luego fue aprehendido, aún con las esposas colocadas, por personal policial en el barrio Mariano Moreno, cercano a la exterminal de ómnibus de la capital provincial.

Los fundamentos de la sentencia se darán a conocer en el plazo establecido por el Código Procesal Penal de la Provincia, a partir de lo cual las partes podrán recurrir la misma ante una instancia superior al Tribunal de juicio.

Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *